MilBolsas.cl

17.-Bolsas Oxo Biodegradables
17.-Bolsas Oxo Biodegradables

Bolsas Oxo Biodegradables.

 

PROFESIONALES EN BOLSAS.

VALORES CON IVA INCLUIDO.

Medio Ambiente

Lista de Precios Productos Disponibles para Entrega Inmediata
Nombre Producto
      Valores con IVA
Detalles Técnicos

Bolsas Oxo Biodegradables.

La biodegradabilidad es la degradación de sustratos complejos por parte de microorganismos siguiendo vías metabólicas catalizadas por enzimas segregadas por estos últimos, para obtener sustancias sencillas, básicamente agua, dióxido de carbono y biomasa, fácilmente asimilables por el medio ambiente. La velocidad de la biodegradación depende de la flora microbiana, la temperatura, la humedad y la presencia de oxígeno. Los microorganismos no segregan enzimas capaces de romper las uniones químicas de las macromoléculas poliméricas que constituyen los plásticos sintéticos commodities más usados comúnmente (en su mayoría derivados del petróleo), como polietileno (PE), polipropileno (PP), policloruro de vinilo (PVC), polietilentereftalato (PET), poliamidas (PA), poliestireno (PS), poliuretanos (PU), etc., por lo que estos materiales, de gran uso en la vida moderna, no son biodegradables.

Bolsa especial para grandes tiendas o boutiques, con manilla de polietileno externa. Pigmentadas o traslucidas, impresas hasta 8 colores en cuatricromía. Fabricadas en alta y baja densidad.

Brida - Parche refuerzo  – Troquelada -  Cinta tirante - Cordón doble faz - Bolsas tipo Camiseta.

¿Qué son los Bioplásticos o plásticos biodegradabes?

Seguramente, el público en algún momento de los últimos años habrá leído o escuchado hablar de los Bioplásticos, y tanto como un aporte para su esclarecimiento, como para poder entender hacia donde se orienta en este tema el mercado internacional, es importante aclarar algunos conceptos básicos.

Se definen como Bioplásticos a aquellos materiales fabricados a partir de recursos renovables (por ejemplo, almidón, celulosa, melazas, etc.) y también a los sintéticos fabricados a partir de petróleo que son biodegradables (por ejemplo, la policaprolactona). Esta clasificación incluye las mezclas de ambos tipos, tal como las de almidón y policaprolactona, ya comercializadas en el primer mundo.

La biodegradabilidad es la degradación de sustratos complejos por parte de microorganismos siguiendo vías metabólicas catalizadas por enzimas segregadas por estos últimos, para obtener sustancias sencillas, básicamente agua, dióxido de carbono y biomasa, fácilmente asimilables por el medio ambiente. La velocidad de la biodegradación depende de la flora microbiana, la temperatura, la humedad y la presencia de oxígeno. Los microorganismos no segregan enzimas capaces de romper las uniones químicas de las macromoléculas poliméricas que constituyen los plásticos sintéticos commodities más usados comúnmente (en su mayoría derivados del petróleo), como polietileno (PE), polipropileno (PP), policloruro de vinilo (PVC), polietilentereftalato (PET), poliamidas (PA), poliestireno (PS), poliuretanos (PU), etc., por lo que estos materiales, de gran uso en la vida moderna, no son biodegradables.

Si no son biodegradables: ¿por qué se siguen usando entonces?, es la pregunta tantas veces formulada. Con los Bioplásticos ocurre que su uso cobra real importancia sólo cuando, con un adecuado análisis de ciclo de vida (life cycle analysis) favorable, se cierra el círculo desde las materias primas hasta la disposición final de los residuos orgánicos que encara una determinada comunidad, y su aprovechamiento en la generación de biomasa.

También existen materiales biodesintegrables, que son mezclas de Bioplásticos con polímeros sintéticos no biodegradables, que por acción de los microorganismos se pueden desintegrar, convirtiéndose básicamente en agua y dióxido de carbono sólo las macromoléculas de Bioplásticos, mientras que las macromoléculas de alto peso molecular del polímero sintético permanecen intactas. Desde el punto de vista de la “contaminación”, se percibe que no son una mejora al problema, por dejar ese residuo sintético sin degradar.

Por otro lado, se define como “plástico compostable” a aquel que es biodegradable, generando básicamente dióxido de carbono, agua, y humus, a una velocidad similar a la de los materiales orgánicos sencillos (por ejemplo la celulosa) y que no deja residuos tóxicos ni visibles. Existe normativa en la Unión Europea, como la Norma EN 13432 en vigencia desde enero de 2005, entre otras, que permite certificar los plásticos compostables y los envases fabricados a partir de éstos, de forma tal que el consumidor pueda distinguirlos fácilmente. La certificación y el etiquetado de los Bioplásticos como biodegradables / compostables, permitiría tratar estos materiales post-consumo junto con la fracción orgánica (restos de comida, poda, papeles) de los residuos sólidos urbanos en plantas de compostaje, obteniéndose un compost de alta calidad que puede ser usado en fruti-horticultura o jardinería, entre otras aplicaciones.

Las empresas internacionales fabricantes de materiales plásticos están orientando sus esfuerzos en investigación y desarrollo hacia materiales producidos a partir de recursos renovables como alternativa a los combustibles fósiles, y utilizando como modelo el ciclo del carbono que se da en la naturaleza. Si hasta ahora los esfuerzos empresariales en este ámbito se concentraban sobre todo en Europa, Japón y USA, han comenzado a surgir empresas muy activas también en Australia, Brasil, Canadá, China, Corea, India y Taiwán. Respecto a los años anteriores, el incremento de la capacidad productiva ha causado un gran crecimiento relativo de su aplicación en la industria del envasado.

En Europa, el consumo de Bioplásticos en envases y embalajes alcanzó en el año 2003 las 40000 toneladas, duplicando el consumo de 2001. Los envases y embalajes ecológicos compostables pueden encontrarse hoy en numerosos supermercados de toda Europa. Algunas grandes cadenas comerciales de Francia, Gran Bretaña, Italia y Países Bajos han comenzado a utilizarlos principalmente para el envasado de productos frescos como frutas y verduras, y para productos de higiene personal. También se los utiliza en el agro.
El elevado precio, en comparación con los materiales plásticos sintéticos commodities no biodegradables, es una variable que paulatinamente se está modificando.

Debido a que durante el último año el precio de los plásticos sintéticos convencionales creció entre un 30 y un 80%, algunos Bioplásticos ya han alcanzado competitividad en costos. Dado que en el año 2005 el azúcar y el almidón han sido materias primas más económicas que el petróleo, se piensa que optimizando los procesos de fabricación y mejorando la relación costo-producción, el futuro de los Bioplásticos a largo plazo (20 a 30 años) sería promisorio*. Es por eso que muchas empresas han comenzado a invertir en la fabricación de estos materiales.

En el mercado actual, los expertos opinan que los Bioplásticos tienen inserción en algunos nichos de mercado, pudiendo llegar a cubrir hasta un 10% del mercado total de aplicaciones en plásticos en Europa, que es de 40 millones de toneladas. De acuerdo con este potencial, el presupuesto para investigación, desarrollo y lanzamiento de productos con aprovechamiento de materias primas renovables se ha duplicado en Alemania en 2005, alcanzando la cifra de 54 millones de euros*.

El desarrollo del sector también es impulsado por el firme respaldo de la clase política en Europa. La normativa de envases y embalajes alemana incluyó a partir de mayo de 2005 un ítem especial para envases y embalajes “compostables certificados”. Dicha normativa, establece que durante la fase de lanzamiento los productos quedan exentos de la obligación de cuotas de recolección y reciclado. Se prevé así impulsar la utilización de los Bioplásticos en ese país*.

La mayor parte de la materia prima para la producción de Bioplásticos proviene de los residuos agrícolas. Para la obtención de almidón se utiliza maíz, otros cereales y papa, como por ejemplo en Países Bajos. Los carbohidratos de estas fuentes naturales, se utilizan para la producción de plásticos biodegradables como ser ácido poliláctico (PLA) y polihidroxialcanoatos (PHAs). También pueden obtenerse a partir de subproductos obtenidos en la elaboración de alimentos, como el suero de leche. Esta vía tecnológica permitiría reducir y aprovechar los residuos sólidos de la industria alimentaria, así como el compostaje haría otro tanto a nivel de los residuos sólidos urbanos.

Para mencionar algunos ejemplos de nuevas inversiones encaradas por grandes productores de materia prima cabe destacar:
· Toyota (Japón) construyó una planta piloto para la producción de PLA (1000 toneladas anuales).
· Hycail (Países Bajos) abrió una planta de 50000 toneladas anuales de PLA de capacidad instalada.
· En China, Tianan opera una planta de PHA.
· En Europa, Procter and Gamble Chemicals está planeando instalar una planta para productir PHA.

Propiedades de los LDPE y HDPE

Propiedad

LDPE

LLDPE

HDPE

Densidad,g/cm3

0,92-0,93

0,922-0,926

0,95-0,96

Resistencia a la tracción x 1000 psi

0,9-2,5

1,8-2,9

2,9-5,4

Elongación, %

550-600

600-800

20-120

Cristalinidad, %

65

....

95

Rigidez dieléctrica, V/mill.

480

....

480

Máxima temperatura de uso, ºC

82-100

480

80-120

Propiedades físicas y mecánicas

Peso molecular medio

25.000

Viscosidad intrínseca ( en tetranidronaftaleno a 75 ºC),dlts/gr

1,0

Punto de Fusión, ºC

110

Densidad

 

a 20 ºC

0,92

a 50 ºC

0,90

a 80 ºC

0,87

a 110 ºC

0,81

Coeficiente de dilatación lineal entre 0 y 40 ºC, por ºC

0,0002

Aumento de volumen por calentamiento desde 20 a 110 ºC,

14

Compresibilidad a 20 ºC, por atm.

5,5 x 10-5

Calor específico

 

a 20 ºC

0,55

a 50 ºC

0,70

a 80 ºC

0,90

Índice de refracción

1,52

Módulo de Young ( 0-5% de extensión), Kg/cm2

1.600

Resistencia a la tracción a 20 ºC., Kg/cm2

150

Resistencia al choque ( barra con muesca de 0,5 plg. en cuadro),Kgm

+2,07

Dureza Brinell ( bola de 2 mm de diám., 3 Kg

2

Conductividad térmica, cal/ (seg.) (cm2) ( ºC/cm

0,0007

Alargamiento en la ruptura

500

 

 



MATERIAS PRIMAS ESCOBAR S.A.
RUT: 76.490.300-5
DIRECCIÓN CASA MATRIZ: COLOMBIA 0390, Recoleta, Santiago, Chile.
TELEFONOS CASA MATRIZ: +56 2 26222721 / +56 2 26223648 / +56 2 26222911

SUCURSAL: Río de Janeiro 465, Sector Patronato, Recoleta, Santiago, Chile
TELEFONOS SUCURSAL: + 562 27356836 / +562 27358694 / +562 27372705 / +562 27354523

SUCURSAL: Rodriguez 466, Valparaíso, Chile
TELÉFONO SUCURSAL: + 5632 3185540 / + 56 323185539
E-MAIL: pedidosmayoristas@milbolsas.cl

Web corporativa Materias Primas Escobar S.A.